El punto de encuentro del tiempo libre educativo
29 de abril de 2017

El derecho a ser uno mismo

Marta Pastor
Coordinadora de T.L. de Fundación EDE y vocal de Didania

Podemos afirmar que en el espacio del tiempo libre educativo el derecho a ser uno mismo o misma de la infancia se respeta. Pero no podemos sentirnos satisfechos y satisfechas quedándonos a este nivel. Tenemos que dar un paso más, tenemos que actuar para que sea el tiempo libre educativo una realidad que potencia este derecho de la infancia. Y para nosotros y nosotras sería un deber, porque contamos con herramientas y planteamientos educativos que lo hacen realidad.

 

A poco que rebusquemos entre las características de la educación que llevamos a cabo en los grupos de tiempo libre podemos ir resaltando algunas que harán posible que los y las niñas sean ellos mismos y vayan construyendo su propia identidad. Hablamos de una educación que procura el desarrollo de la persona respetando los procesos individuales, dando más importancia al ser sobre el tener y poseer.

 

Hablamos de una educación basada en la pedagogía activa, pedagogía que implica que los propios niños y niñas son los protagonistas de su proceso de crecimiento y los educadores y educadoras somos acompañantes del mismo.

 

Hablamos de una educación basada en la pedagogía liberadora, que busca dotar a la persona de criterios propios para la reflexión y la acción, para la toma de decisiones de forma autónoma.

 

Podríamos afirmar que el espacio del tiempo libre educativo tendría también una labor de carácter preventivo, es decir, que nuestro objetivo sería educar personas que sepan defender este derecho a ser uno mismo más allá de la infancia, también en la etapa adulta con madurez y como personas modelo de otras personas y personas que respetan este derecho a otras personas y por supuesto a la infancia.

 

Y en alguna ocasión nos habremos podido sentir frustrados o frustradas porque de un grupo de chavales y chavalas que terminan el proceso en el grupo un tanto por ciento pequeño adquiere un compromiso, pero respetamos su decisión.

 

Y en alguna ocasión nos habremos sentido satisfechos o satisfechas al encontrarnos con una persona de las que no se comprometió en un primer momento y resulta que nos cuenta que está implicado en la asociación del barrio y sentiremos satisfacción por haber respetado su ritmo.

COMPARTE
Gabriel Saiz
Gabriel Saiz Santo Tomás
SÍGUENOS
foto: portada 178 peke
Monitor Educador 178
En este número, Monitor Educador habla del desenlace de la etapa de monitor o...
Edita: Didania :: Federación de Entidades cristianas de Tiempo Libre
En convenio con: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales
Coordina: Fundación Pere Tarrés